Alfombras Pappelina. La suavidad llevada a tus pies

Fundada por Lina Rickardsson en Dalarma (Suecia) Pappelina diseña y produce alfombras y otros artículos para el hogar . Pero… ¿qué es lo que hace de Pappelina una marca tan especial? La combinación entre una estética muy actual y el uso de un nuevo material basado en el plástico.

De echo, este material se ha convertido en la estrella de las creaciones de Pappelina, por las muchas cualidades tanto estéticas como funcionales que aporta al producto: máxima resistencia, mantenimiento sencillo, suavidad al tacto y textura luminosa con toques brillantes. Si esto lo combinamos con sus diseños, colores y formas frescas e innovadoras, el resultado es, simplemente, brillante.

Son muchas las ventajas de estas alfombras: Se pueden lavar en casa, a mano o a máquina, a un máximo de 30º. No es necesario frotar las manchas. Con un simple trapo húmedo podrás dejar tu alfombra como nueva. Repelen el polvo y el agua y no se deterioran con la luz solar. Son aptas para exterior y son especialmente adecuadas para zonas de mucho tráfico por su gran resistencia: el cuarto de los niños, pasillos, baño y cocina.

Pappelina fabrica sus productos en Suecia, el mismo lugar donde se diseñan y desde donde se distribuyen. Los costes de producción son más elevados que si lo hicieran en otras partes del mundo. No obstante, tal  y como ellos mismos explican, de esta forma es más fácil controlar el impacto medioambiental de su actividad, se minimiza el coste y el impacto del transporte, es más fácil controlar los materiales y procesos de producción y se dan oportunidades de trabajo en el propio país.

Las alfombras están hechas con PVC y recubiertas de polyester, no contienen metales pesados como plomo o mercurio ni  se utilizan suavizantes peligrosos en su producción. La política medioambiental de Pappelina también incluye a sus proveedores de plástico, Gislaved Folie AB, que tienen la certificación ISO 14001. Sus productos tienen una vida muy larga y requieren de mínimos cuidados y mantenimiento. Y esto, aunque de una forma más indirecta, también ayuda a conservar los recursos naturales.

Sus alfombras se producen en telares tradicionales de mediados del siglo XX. Aunque algunas partes del proceso se realicen con máquinas, la artesanía manual está siempre presente. Una persona puede tejer en 3 telares simultáneamente, pero el proceso tiene que estar monitorizado en todo momento.

Echa un vistazo a su colección, ¡no te quedarás indiferente!

Continue Reading