Ecodesign Day, una oportunidad de negocio

Estos días el equipo de Ottoyanna hemos asistido a la Barcelona Design Week. Toda una semana de eventos, actividades, exposiciones, mesas redondas, talleres y conferencias sobre como el diseño puede ayudar a las empresas a crecer y como éste es el mejor aliado para crear nuevas oportunidades de negocio.

Ayer, 4 de octubre, tuvo lugar en el Roca Gallery de Barcelona, «Ecodesign Day, una oportunidad de negocio».

Contamos con la presencia de Clive Goodwing, fundador y director creativo de Samsung Design Europe y Alfred Vara, responsable del Departamento de Prevención de la Agencia de Residuos de Catalunya (ARC). También contamos con las presentaciones flash de empresas nacionales que ya están llevando a cabo iniciativas empresariales muy interesantes en línea con la producción sostenible. Pioneros en casa y con propuestas más que interesantes, son todo un ejemplo y fuente de inspiración para todos: Ecoembes, El Tinter, Espacio Solar, Inèdit Innovació, Nutcreatives, Santa & Cole y Zicla.

Después de escuchar sus ponencias, se iniciaron los econetworks, mesas redondas donde los asistentes pudieron reunirse, intercambiar tarjetas, presentarse y debatir sobre las oportunidades y barreras que el ecodiseño presenta.

Algunas conclusiones que se repitieron mucho durante toda la jornada fueron la falta de concienciación por parte de la sociedad y los empresarios. El cliché (a veces falso) de que el proceso de fabricación y los materiales de los productos sostenibles encarecen el precio final. Diseñadores e ingenieros industriales tienen problemas para encontrar empresarios que apoyen sus iniciativas.

La oportunidad reside en que estamos en el principio de un camino que a priori se prevé largo y que requiere de grandes dosis de paciencia por parte de todos. Estamos ahora mismo en un momento dulce en el que todo está por hacer. Queda mucho por experimentar, por inventar y por descubrir. Nuevos materiales, nuevas tecnologías que ayuden a implementar nuevas formas de reciclaje, de aplicar el diseño, superación de limitaciones, etc.

El ecodiseño no solo termina sus deberes en la parte estética y en la selección de materiales, el reto es mucho mayor. Hablamos de englobar de principio a fin la responsabilidad sobre el producto final. Incluso después de ser vendido. Desde la selección de materiales, diseño del producto (ej. ahora Samsung está diseñando lavadoras con piezas modulares, más fáciles de separar para poder reutilizar más partes de ésta a posteriori) proceso de producción (si utilizas materiales reciclados, pero gastas mucha energía en la fabricación, no estás siendo coherente), embalaje (minimizar la cantidad y su peso), transporte (si haces muchos viajes con transporte no sostenible para distribuir tu producto también incrementas la contaminación), venta (¿tu tienda cumple con requisitos medioambientales?) y, reuso de los residuos que se generan (¿es tu producto biodegradable? ¿y su packaging?).

Otra noticia importante a tener en cuenta es que las ayudas europeas que vendrán a partir de ahora se centrarán en proyectos que apliquen políticas medioambientales en sus productos o servicios.

En el futuro ecodiseño, dejará de ser ecodiseño y se quedará en diseño, a secas.  En Ottoyanna tenemos el deseo de que poco a poco la industria actual se renueve por completo desaprendiendo los viejos métodos de fabricación y adquiera de forma natural y cotidiana las pautas marcadas por el ecodiseño.

Una forma nueva de producir y de consumir está en camino.

You may also like

2 comentarios

Responder a Otto Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *